A pocos días de que Bugatti asegurara su Chiron de 1,500hp era el carro más rápido del planeta. Koenigsegg acepta el reto y destroza fácilmente el record con su Agera RS.

El Agera RS con 800kg menos que el Chiron y 1,160 caballos de fuerza, hace un tiempo de 36.44 segundos en el aeródromo de Vandel (Dinamarca), llegando hasta 403 km/h en 26.88s y deteniendose en tan solo 9.56s.  Esto lo vuelve  5.5 segundos más rápido que el Bugatti!

Comentarios